La Comunidad de Amaicha ampliará su red de agua potable que beneficiará a varias de sus poblaciones

IMG_20180506_131223246

Por la peculiaridad del clima y la región, el agua es un bien preciado, siempre presente en memoria y cotidianidad de los/las amaicha

Amaicha del Valle y poblaciones aledañas serán favorecidas con la construcción de una red de agua potable por un monto de $ 110 millones, que será financiada en un 65% por fondos de la Nación y el 35% con recursos de la Provincia.

Con ese propósito, hoy se realizó la apertura de sobres para la obra, en un acto que fue presidido por el titular el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), Luis German Jahn, del que participaron funcionarios del Servicio Provincial de Agua Potable y Saneamiento de Tucumán (Sepapys) y de Unicef.

El 29 de junio pasado, el Sepapys y el Enohsa firmaron un convenio para realizar estos trabajos. Adrián Ruíz, titular del Sepapys, resaltó la relevancia del proyecto. “Será una obra muy importante. El proyecto fue desarrollado por el Sepapys hace varios años y se venía gestionando su financiamiento”, dijo.

Sobre el sistema de agua de riego en Amaicha:

De los amaicha se prueba, en virtud de  inferencias sobre la arqueología existente y en base a los usos y costumbres actuales que siempre fue un pueblo agrícola, expertos en el diseño de sistemas de irrigación por canales o acequias, además se conformaban en “suyos” o “mingas” tanto para el cultivo como para la construcción de los sistemas de riego. Estos usos y costumbres llegan hasta nuestros días con relativa vigencia; aun hay zonas en los que la gente se reúne en el verano para “sacar la toma”, actividad que consiste en construir una acequia que toma el agua de la creciente del río -por lo general el “Río Amaicha”- esta actividad se hace casi de manera espontánea y siempre es colectiva, compuesta por todos los regantes que usan esa agua para mejorar los cultivos.

Hasta aquí la muestra de como Amaicha organiza su vida comunitaria en base a sus propios recursos bajo normas propias. En la actualidad se riega en la parte mas poblada del territorio comunitario (Villa de Amaicha, Los Zazos, Ampimpa) mediante la intervención de la Dirección General de Recursos Hídricos de la Provincia de Tucumán (conocida popularmente como: “Irrigación”) quien dispone de personal propio de la zona para la gestión y mantenimiento de represas, acequias y canales. Para el caso del sistema Villa de Amaicha – Los Zazos, se toma el agua de “La Esquina” un paraje ubicado a la altura de El Infiernillo (el punto mas alto de paso de la ruta 307, que une Acheral con los Valles Calchaquíes). “La toma de la Esquina” se halla a mas de 3 mil cien metros de altura y los comuneros de Amaicha la hicieron prácticamente a mano hace un poco mas de 70 años. Desde este punto hasta la Quebrada El Remate (un lugar de visita casi obligada de los turistas jóvenes para el verano) hay alrededor de 20 Km., hasta allí llega el canal. Dos Km. mas abajo de El Remate, está la represa de Los Zazos, allí se acumula el agua que sirve a amaicheños y zazeños tanto para el riego como para el consumo humano.

En virtud del crecimiento de las dos poblaciones, el agua en verano escasea mucho y el sistema corre el riesgo de colapsar. La escasez de agua es un problema que el pueblo viene sorteando desde siempre. Hace un poco mas de 130 años, la población de Amaicha, se debió trasladar desde el paraje de Encalilla hasta el actual emplazamiento de la Villa de Amaicha precisamente, se dice, por que las vertientes en ese lugar se secaron.

Desde esa perspectiva comuneras/os a través de sus instituciones tradicionales y estatales, en las ultimas décadas, a raíz de la falta de agua viene bregando por la sistematización del agua para riego y del agua potable. Esta gran iniciativa coronada por Enohsa, Sepapys y Unicef es el resultando de la persistencia sostenida en debates, propuestas y proyecciones que la Comunidad Indígena Amaicha del Valle viene planteando desde hace lustros, en particular con la actual gestión administrativa/política. Al respecto podemos destacar como antecedentes a la gestión de proyectos para el riego sistematizado para las pequeñas localidades de Salas, El Zauzal ubicadas en el pedemonte de las Cumbres Calchaquíes con subsidios de una ONG italiana en los años noventa. Luego en la década del 2000 mediante el proyecto DCI (Desarrollo de Comunidades Indígenas); un proyecto subsidiado por el estado nacional a través del INAI, sistematizo el riego en otros dos parajes de Amaicha: Los Colorados (hacia el sur del territorio) y en Yasyamayo (en el norte).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s