Sobre cuidadores, presas y elecciones

Sobre cuidadores, presas y elecciones

Artículo de opinión-

Caburé Guanco

Hay personas que transmiten sabiduría desde la grandeza de entendimiento que tienen sobre las pequeñas cosas que pasan en el día.
Don Delfín, entre resolana y ventolera del monte, nos dió en este domingo una lección más grande de lo que se imagina.
Nos empezó a contar muchas cosas que hay que tener en cuenta para cuidar los animales, las plantas, la comida y la vida.
Nos contó que su “cabrero” (perro que cuida las cabras) se habría muerto. No sabe si por una picadura de víbora o que, la cuestión es que apareció con el cuello hinchado, y a los días nomas estaba flotando en el río.
Su dilema entonces, sería encontrar uno nuevo.
Y ahí comenzó la maravillosa explicación que sigue.

1. El porque del perro cabrero

Bueno, no hizo falta decir que el perro y las cabras ocupan posiciones contrarias en la cadena alimenticia. Sin embargo, en algún momento de la historia, las personas entendieron que podían vincular a estos enemigos naturales para lograr algo nuevo, una relación de cuidado mutuo, equilibrio, muy propia de todo lo que pasa en el mundo no urbano. Así, un perro se cría desde pequeño para defender a otra especie más indefensa, de los otros predadores que podrían amenazarla.

2. Como se cría un cabrero

Primero, es fundamental que el perrito tenga menos de tres días de nacido. Se lo lleva al corral, donde abre los ojos por primera vez al mundo. Una cabrita lo amamanta, y de ahí empieza a andar con ellas el resto de sus días, fiel y simple nomas. Las guía y las defiende en invierno y en verano, en la casa y en el monte, aunque su dueño no lo esté viendo. Cuando se muere un cabrero es la desgracia, porque ahí nomas la majada se resiente, se bajan por decenas, indefensas.

3. Algunas mañas que se le conocen.

Contaba don Delfín que la primera vez que crió un cabrero, se hizo bien celoso de las cabras, a tal punto que no dejaba de ladrar. Los corría a los chanchos, a las gallinas… hasta se comía a las ovejas, sin recelo.
Entonces, al segundo cabrero que crió, lo hizo juntar con todos los animales, les daba de comer en el mismo corral para que se arrimen y no se anden desconfiando. Lo que contó después nos dio risa. El perrito ya estaba bandiao: prefería quedarse con las ovejas en el corral antes que ir a cuidar a las cabras cuando pastaban.

3. Como reconocer a un guardián guapo

Desde que nacen se ve las cualidades del guardián. Puede ser por el paladar negro, por una espuela en la pata, por las gotitas en la nariz… siempre se busca perro criollo, que aguante los tiempos del monte.

4. Lo que me quede pensando entonces.
Ya con el sol alto, nos fuimos despidiendo de don Delfín, que nos dejó el corazón llenito de su templanza contagiosa.
De ahí, cuando veníamos me acordé de otra cosa que contaba.
Dijo que había varios candidatos en su pueblo, que varios de ellos son sus compadres, que no sabía bien a quien iba a votar.
Me llamo la atención la seriedad con la que se tomaba el asunto. Y pensé: que parecido había sido criar un político y criar un cabrero.
Los dos están para defender.
Los dos se crían en el corral de los mansos, y tienen instintos naturales que aprenden a dominar.
Algunos se hacen de más celosos de su puesto, o se quedan bien cómodos en el primer rincón que les guste.
No me queda claro si saben a que bando pertenecen, si al de herencia o al de crianza. Porque además el dueño, el que cuida cabras y cabreros por igual, también puede decidir cuando terminar la vida de cualquiera de los dos.
De algo estoy segura: si tuviera que elegir alguna escuela para formar un político, lo elegiría al corral de Don Delfín.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s